Colaboradores tóxicos – Descubre la Innovadora forma con que una empresa de juegos los detecta

Riot Games es el desarrollador de uno de los juegos de computador online más exitosos del último tiempo, League of Legends. Casi 30 millones de jugadores se conectan cada día para competir en equipos de 5 personas escogidos de manera aleatoria. Siendo un espacio en el cual el trabajo en equipo, deportividad y camaradería, son fundamentales para la experiencia del usuario.

Según estudios de dos investigadores de Harvard, un colaborador tóxico es aquel que afecta el compañerismo de la empresa o incurre en hábitos que dañan consistentemente algún otro activo. Más aún, uno solo de ellos perteneciendo a tu equipo te puede llegar a costar US$12.500 y destruir la moral entera del departamento. Por ello es fundamental detectarlos a tiempo y si es posible, ayudarlos a dejar sus malas prácticas y convertirlos en miembros positivos del equipo. En el mejor de los casos, es mejor detectarlos en el proceso de reclutamiento, antes de que entren a la compañía.

De esta forma, la hipótesis que tenía el equipo de RRHH de Riot Games, era que aquellos colaboradores que demostraron una actitud prepotente mientras jugaban, también lo harían con sus colegas.

Para demostrar su teoría, construyeron un expediente con 12 meses de historial de juegos para determinar si existía tal correlación. Así descubrieron que el 25% de los empleados que habían sido desvinculados en el año, eran tóxicos dentro del juego. Siendo los comportamiento más encontrados, la agresión pasiva, la utilización de un lenguaje autoritario e incluso, amenazas basadas en su condición de colaborador de Riot Games.

Con estos resultados, clasificaron a los 30 colaboradores con los comportamientos más tóxicos, de los cuales la mayoría eran nuevos en la empresa. Y los clasificaron en dos categorías:

  • Aquellos que requieren de una advertencia.
  • Los que deberían ser desvinculados.

Sin embargo el desafío que se se plantea Riot Games, es poder predecir el comportamiento de un colaborador antes de contratarlo en función de esta información. Para lo cual, ha sido incluido dentro de su Applicant Tracking System, entregando advertencias al reclutador en función del comportamiento de la persona en el juego. Así, buscan poder reducir el daño potencial que tiene una mala decisión dentro del proceso de selección.

 

Fuente: Re:work, Harvard

Tags

top